Buscar
18:04h. viernes, 07 de agosto de 2020

concentracion violacion

Convocan concentraciones contra la sentencia por la violación en grupo a una menor en Manresa

El movimiento feminista ha convocado concentraciones y protestas para el lunes 4 de noviembre, tras conocerse el fallo de la sentencia que condena por abuso sexual y no agresión a la 'manada' de Manresa
Detalle de uno de los carteles de la huelga feminista de 2018. FOTO: MJROMERO
Detalle de uno de los carteles de la huelga feminista de 2018. FOTO: MJROMERO

La sentencia de la Audiencia de Barcelona que condena por abuso sexual y abuso sexual continuado, y no por agresión sexual como pedía la Fiscalía, a los cinco acusados de violar por turnos a una menor de 14 años en Manresa ha provocado que el movimiento feminista vuelva a salir a la calle para reclamar un cambio en la jurisprudencia española. El tribunal no ha contemplado la agresión sexual al considerar que no hubo violencia dado al estado semiinconsciente de la víctima.

El caso de Manresa, que recuerda al de la chica violada en grupo en los sanfermines de 2016, reabre la polémica sobre la consideración de abuso una violación en la que no ha habido violencia, al establecer penas de entre 10 y 12 años a cinco de los seis acusados. 

La indignación por esta sentencia ha provocado que se estén convocando numerosas concentraciones de protesta en todo el territorio español el próximo martes 4 de noviembre a las 19.00 horas. "Nos toca de nuevo salir a las calles", aseguran desde Marea Violeta Jerez, que se han sumado a esta movilización con una concentración en los Juzgados de la avenida Álvaro Domecq. En Cádiz capital, la cita será a la misma hora frente a la Audiencia Provincial; en Chiclana la convocatoria se ha fijado en la puerta del Ayuntamiento, mientras que en El Puerto de Santa María se espera que sea en la plaza Isaac Peral. Bornos también se suma a esta convocatoria con una concentración en la plaza La Calvaria. 

En el municipio de Trebujena, la concentración será a las 18.00 horas en la puerta del Ayuntamiento, y a las 19.30 horas en la plaza del Cabildo de Sanlúcar de Barrameda. 

"Indignante", "una vergüenza", "es imprescindible cambiar la ley", son algunos de los comentarios que pudieron leerse en redes tras conocerse la sentencia este pasado jueves. En Madrid, Badajoz, Zamora, Barcelona, Ponferrada, Málaga y Toledo, entre muchas otras, ya se han confirmado concentraciones, a las que se irán sumando algunas más durante el fin de semana.

Asociación de Mujeres Juezas pide reformar la ley

La Asociación de Mujeres Juezas ha reclamado este viernes al poder legislativo la modificación del Código Penal. De hecho, la magistrada Lucía Avilés, integrante de esta asociación, ha calificado de "fracaso" la sentencia y asegura que este fallo "hay que enmarcarlo dentro de un problema social, el de la violencia sexual". "Cuando llega a la justicia penal lo único que se demuestra es el fracaso del sistema. Con lo cual, aquí lo que vamos acumulando es fracaso tras fracaso", ha enfatizado.

La jueza ha puesto de relieve la "extrema gravedad" del delito perpetrado en Manresa porque la víctima es menor de edad. "Si en el caso de en Pamplona nos encontrábamos con un problema de interpretación de la norma, es decir, qué se entendía o qué se debía de entender por intimidación, en el caso de la violación de Manresa nos encontramos con un problema de la propia norma jurídica. La importancia de la sentencia no estriba tanto en cómo se tiene que interpretar la norma jurídica sino en la norma", ha puntualizado.

De esta forma, Avilés considera que si en Pamplona el foco se debió poner en sobre el Poder Judicial, "ahora se debe de poner en el Poder Legislativo, en la necesidad de impulsar la reforma del Código Penal para adaptarlo, ya y de una vez por todas, al Convenio de Estambul que obliga a España desde el año 2014".

El tribunal no ve violencia o intimidación en los hechos

Los hechos ocurrieron en octubre de 2016 en Manresa, cuando un grupo de jóvenes acudió a una fábrica abandonada -en el Camí Torre d'en Viñas- para realizar un 'botellón' y los cinco abusaron de la menor cuando estaba inconsciente, tras haber tomado alcohol pese a su "baja tolerancia" y fumado marihuana.

El tribunal considera que se trata inequívocamente de un delito de abuso sexual al quedar demostrado que la víctima estaba inconsciente y "sin poder determinarse y aceptar o oponerse a las relaciones sexuales", pero no ve violencia o intimidación en los hechos.